Busquemos respuestas

Cerraba los ojos porque eso me ayudaba mejor cuando meditaba, evitando así la inconveniencia de estímulos visuales que me pudieran distraer. Había tanto sobre en qué pensar… tanto sobre lo que discutir…  Si uno se detenía a reflexionarlo se percataba que hay todavía mucho por descubrir. Una voz aguda  a mis espaldas me sacó de mi ensimismamiento. Él sabía que estaría aquí, pero confiaba asimismo que respetara mis periodos de abstracción personal.

-¿Todavía sigues aquí?

Suspiré y me obligué a abrir los ojos, parpadeando para protegerme del efecto cegador de la luz solar. El mar salió a mi encuentro, rompiendo contra las rocas cinco metro por debajo. Una suave corriente de aire me transportaba el olor a salitre tan característico y que facilitaba el perderme en mi mente. Me levanté con esfuerzo pese al quejido de mis piernas agarrotadas y me encaré con mi interlocutor.

-Así es. Hay mucho en que pensar.

-¿Tanto da de sí ese pequeño laboratorio tuyo que tienes?

-Da para eso y para mucho más. Me ayuda a comprender cómo funciona el mundo.

-Nunca entenderé que le ves a eso de quedarse encerrado durante horas y mezclar líquidos de colores. ¿Has descubierto algo útil?

-Eso depende del concepto de utilidad que tengas. Si te refieres a algo que podamos usar diariamente como cualquier herramientas que puedas tener, entonces no. No he descubierto nada útil.

-Pero entonces…

-Es una cuestión de perspectiva. ¿De qué crees que sirve conocer los componentes de la sangre? ¿O el funcionamiento de los órganos de tu cuerpo? ¿O los efectos que pueda tener una enfermedad? Ayudan a comprender un poco mejor el mundo, cada una de las piezas que forman parte de un entramado mayor que no somos capaces de ver. Nos quita el velo de la ignorancia y nos concede la oportunidad de poder discutir con sentido crítico ideas que se han establecido como ciertas sin ninguna garantía de validación.

“Si no hubiera sido porque alguien se interesó en saber cómo funcionaba el cuerpo, hoy en día aún estaríamos abriendo a la gente en canal para restablecer el equilibrio humoral del cuerpo. Si no hubiera sido por el desarrollo de medicamentos, aún estaríamos tratando con mercurio a los pacientes, envenenándolos más que sanándolos.

“El sentido de la curiosidad es lo que mantiene vivo este mundo en lugar de quedarse observando el paisaje. Si no hubiera sido por esas personas, el mundo no habría avanzado tal y como lo ha hecho hasta ahora.

-Y sin embargo… no todo ha sido bueno hasta ahora. Han sucedido muchos desastres a raíz de algunos de estos descubrimientos…

-Sí. Muy terribles a decir verdad, aunque fue causa de la propia naturaleza humana. Echarle la culpa a la ciencia por haber arrojado algo de luz sobre un tema desconocido no tiene sentido. La ciencia está para eso, para saber más. La responsabilidad recae sobre aquellos que hacen uso de estos conocimientos para sí mismos. Con todo, eso no nos debería frenar para conocer un poco más y mejor el mundo.

“Deberíamos ser capaces de progresar y hacer uso de nuestras mentes ya de por sí investigadoras y ansiosas de saber lo que ocurre a nuestro alrededor. Por ello, si alguna vez sientes el aguijón de la curiosidad, no dudes en venir a verme. Intentaré esclarecer del mejor modo posible cualquier duda que se te presente.

 

The following two tabs change content below.

Albert Sabater

Escritor amateur de múltiples relatos inacabados. Dejo que mis ideas fluyan a la par que les voy dando forma. A veces queda bien.

Latest posts by Albert Sabater (see all)

Sobre Albert Sabater

Escritor amateur de múltiples relatos inacabados. Dejo que mis ideas fluyan a la par que les voy dando forma. A veces queda bien.
Añadir a favoritos el permalink.