La química de Breaking Bad

Los químicos nunca han sido el centro de muchas miradas, pero actualmente están más de moda que nunca. El timón de Europa lo maneja una Doctora en química física a quien aquí llamamos la Merkel; el máximo representante de la Iglésia católica, el Papa Francisco o Paquito para los amigos, fue técnico químico; y en la tele… ¡En la tele una de las series más aclamadas la protagoniza un profesor de química!

Muchos ya sabréis de quién estamos hablando, Walter White, el protagonista de la serie multipremiada Breaking Bad. Esta serie cuenta la historia de este personaje, profesor de química en el instituto, a quien se le diagnostica un cáncer terminal. Este, aprovechando sus conocimientos en la ciencia, decide producir metanfetamina, y acaba sumergiéndose en su mundo, lleno de intrigas y problemas.

Esta serie cuenta con gran contenido en química pero, ¿es del todo cierto lo que aparece en ella? ¿Podría existir un Walter White real? Analizaremos parte de la química de esta serie, la química de Breaking Bad:

  • El cadáver y la bañera

La escena de la bañera es una de las más impactantes de la serie y de las que quedan grabadas en la retina. Walter decide deshacerse de un cadáver usando ácido fluorhídrico y le pide a su socio (un exalumno no muy aficionado a la química) que compre un bidón plástico para hacer tal cosa. Pero, ¿para qué, pudiendo usar su bañera?

Lo comprueba rápidamente al romperse el suelo del baño, y caer una masa roja de sesos y extremidades al piso inferior. Pero, ¿ocurriría esto en realidad?

El ácido fluorhídrico (HF) es un ácido extraño, diferente. Aunque no es tan ácido como el famoso ácido sulfúrico (H2SO4), tiene un poder único: es capaz de atacar el cristal y, por analogía, el material cerámico (ambos se componen de silicio y oxígeno mayormente). Así pues, la bañera puede que acabara por ceder, pero lo que sí es claro es que tardaría mucho más tiempo.

El Dr Poliakoff, químico y divulgador británico, dedicó un video a analizar el efecto de este ácido en la carne (humana o de un pobre pollo), y el resultado fue sorprendente: la carne se disuelve aproximadamente a la misma velocidad pero el aspecto es totalmente distinto. La mioglobina, la proteína que da el color rojo característico a la carne, se ve afectada por este ácido y la carne queda totalmente blanca. Por lo tanto, en este aspecto la serie se aleja de la realidad porque la sopa humana sería blanca o casi transparente y no roja, como aparece en Breaking Bad.

 

  • Fulminato de mercurio

 

Otra de las escenas más polémicas de la saga es esta, en la que Walter usa un simple cristal de “Fulminato de mercurio” a modo de bomba. Pero, ¿qué es este cristal? ¿De verdad explotaría de tal manera?

El fulminato de mercurio (Hg(CNO)2) es una sal usada ya en los años 1830 como detonante de la pólvora negra, y de simple preparación. ¿Qué tiene de especial, pues? Es tremendamente explosivo, y no requiere más que un poco de fricción para detonarse.

Los expertos de “Cazadores de mitos” también realizaron este experimento y el resultado fue el siguiente:

 

 

Como se puede observar, una pequeña cantidad de la sal produce una gran explosión, simplemente con un pequeñísimo aporte de energía. Entonces, la serie se corresponde perfectamente con la realidad, ¿no? No del todo: Walter White es capaz de sobrevivir a la explosión fácilmente, apenas tosiendo y con cuatro rasguños; cosa que en verdad sería realmente complicado. La explosión genera humos y vapores que contienen mercurio y compuestos muy tóxicos de este, por lo que su supervivencia es parte de la ficción.

 

  • La metanfetamina azul

Walter White es conocido en su mundo por producir la metanfetamina más pura conocida, que se identifica por el color azul de sus cristales. Pero, ¿qué es la metanfetamina? ¿Debería ser azul cuando es tan pura?

Metanfetamina o N-methyl-1-phenylpropan-2-amine

Metanfetamina o N-methyl-1-phenylpropan-2-amine

 

La metanfetamina o N-metil-1-fenilpropan-2-amina es una droga que apareció en Japón en el año 1919, y empezó a comercializarse como Methedrina. En un inicio se usaba como descongestivo, después como estimulante en la Segunda Guerra Mundial, y acabó por convertirse en otra de muchas drogas sintéticas.

Según la Convención Internacional de Psicotrópicos forma parte de la Lista II, por lo que se considera tremendamente adictiva y su uso médico es del todo restrictivo.

Des del punto de vista químico, es un compuesto quiral, líquido a temperatura ambiente y con un olor característico a geranio. ¿Qué son entonces los cristales?

Los cristales no son metanfetamina sino el cloruro de este. La metanfetamina es una base suave, que al hacerla reaccionar con ácido clorhídrico, por ejemplo, da lugar a su sal, en este caso a un cloruro de metanfetamina. Esta sal, al hacerla cristalizar da lugar a la droga que aparece en la serie. Aun así, el cristal debería ser incoloro, y el color azul por lo tanto, en vez de ser un indicador de su pureza, es un indicador de lo contrario.

 

En resumen, la serie contiene química, por supuesto, pero frecuentemente no se corresponde con la realidad aunque hubo un conjunto de asesores detrás de la escritura del guión. ¿Qué parte positiva se puede sacar de esta serie? Que ojalá haga como “Anatomía de Grey”, “House” u otras series de médicos; y contribuya a que más gente se decante por la química.

 

Esta entrada participa en el XLIX Carnaval de la Química  alojado en el blog Radical Barbatilo  de @JGilMuñoz
The following two tabs change content below.

Pol Hernández

Estudiante de química de la UB que aún se pregunta, ¿qué tenemos de malo los químicos?

Latest posts by Pol Hernández (see all)

Sobre Pol Hernández

Estudiante de química de la UB que aún se pregunta, ¿qué tenemos de malo los químicos?
Añadir a favoritos el permalink.