Mosquitos: ¿qué les atrae hacia nosotros?

Ha llegado el calor, se acerca el verano…y muchas personas, incluyéndome a mí misma, nos empezamos a poner nerviosos a eso de las 6 de la tarde, porque unos seres endiablados, alados y diminutos empiezan a salir de sus guaridas para lanzarse de lleno a la cacería de sangre fresca. Exactamente, estoy hablando de los mosquitos.

aedes aegypti

Aedes aegypti, el mosquito que transmite la enfermedad del dengue, y que ha sido utilizado en numerosos estudios sobre la atracción de los mosquitos hacia las personas.

Desde hace tiempo,corren muchas leyendas acerca de  por qué pican más a unas personas que a otras: que si les gusta la sangre dulce, que si se guían por el pH corporal, o tal vez por la temperatura…pero, ¿cuál es su predilección realmente?
¿Cuál es el prototipo ideal de víctima de un mosquito?

Varias investigaciones realizadas indican que:

  • Los seres humanos emiten a su alrededor múltiples señales sensoriales que sirven de guía a las hembras mosquito que se alimentan de sangre y las dirigen hacia su presa.
  • Esas señales sensoriales de carácter químico y fisiológico detectados por las hembras mosquito son: el olor corporal, el CO2 exhalado, la humedad, la temperatura y el contraste visual.
  • De entre todos estos factores, parece ser que el CO2 y el olor corporal son los más influyentes.
Anatomía insectos

Esquema anatómico de un insecto, en ese caso un coleóptero. En todos los tipos de insectos, los palpos maxilares corresponden al número 4 de la sección A que se indica en la figura.  Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Insecta

El papel del CO2 resulta clave en la detección de presas para las hembras mosquito. Las neuronas receptoras olfatorias,ORN por sus siglas en inglés,que se encuentran en el palpo maxilar (pequeños apéndices de los insectos situados en las maxilas, que examinan los alimentos) de los mosquitos tienen una doble función: detectan el olor del CO2 y también el olor corporal. Mediante un estudio de la Universidad de California, Riverside, se ha visto que, en individuos a los que se le ha mutado el gen que produce esta neurona, la detección del olor se ve muy reducida, y por lo tanto no se acercan a sus presas. De los numerosos compuestos que producen el olor de la piel humana, se identificaron y clasificaron los más significativos: los que generaban más atracción en presencia de CO2, los que inhibían el olor corporal y los que, en vez de atraerlos, repelían a los mosquitos.

De esta forma, podría desarrollarse una estrategia de prevención de picaduras de mosquitos actuando en dos niveles: por un lado,  inhibiendo el olor corporal para que los mosquitos no detecten a las personas, y por otro lado, mediante compuestos repelentes, alejando los mosquitos. Como se trata de compuestos que el cuerpo fabrica de forma natural, y además algunos de ellos se utilizan como potenciadores del sabor en algunos alimentos, no causarían ninguna reacción alérgica en las personas.

Por otra parte, un estudio muy reciente de la London School of Hygiene & Tropical Medicine parece haber encontrado la base genética del olor corporal y la cantidad de CO2 en las personas. Su investigación se basó en un estudio con gemelas idénticas genéticamente y gemelas distintas genéticamente. En él se pusieron en contacto con los mosquitos parejas aleatorias de voluntarias; después, se hicieron dos grupos: el de gemelas idénticas y el de no idénticas, y se expusieron de la misma forma a los mosquitos.

Los resultados fueron claros y concisos: los mosquitos mostraban una mayor predilección por unas parejas determinadas de gemelas, y comparando las parejas de idénticas con las de no idénticas, se vio que en el caso de las idénticas mostraban la misma susceptibilidad a ser picadas, ya fuese mucha o poca.

Sin embargo, hay que decir que haría falta más significación estadística para que el resultado del estudio fuera concluyente. Uno de los puntos flacos de ese estudio es que la muestra de pacientes que se utilizó fue muy pequeña, y que la procedencia de ésas era demasiado homogénea, es decir, no había diferentes etnias que pudieran darle más consistencia al estudio.

Aun así, es una perspectiva interesante, porque si se realizaran más estudios para dar con los genes concretos responsables de estas características podría empezar a investigarse cómo fabricar fármacos personalizados para cada tipo de persona en función de su perfil genético, y así poder evitar la transmisión de muchas enfermedades que se contagian a través de los mosquitos, como por ejemplo la malaria, el dengue, la fiebre amarilla o la filariasis.

Para más información sobre el estudio en gemelas, en este vídeo el investigador principal del estudio resume el experimento:

 

http://www.lshtm.ac.uk/newsevents/news/2015/twins_mosquito_study.html

Estudios sobre el papel del CO2 y el olor corporal:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S00928674100155X

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0092867413014268 

The following two tabs change content below.

Claudia Riba

Considero que cada persona es aprendiz y maestro a la vez. Me encanta la ciencia y, desde mi humilde posición, trato de enseñar lo poco que sé de la mejor forma que sé, sin perder la pasión por seguir aprendiendo!

Sobre Claudia Riba

Considero que cada persona es aprendiz y maestro a la vez. Me encanta la ciencia y, desde mi humilde posición, trato de enseñar lo poco que sé de la mejor forma que sé, sin perder la pasión por seguir aprendiendo!
Añadir a favoritos el permalink.