Nuevas especies del 2015

Un año en Sharpminds y… ¡volvemos a los inicios! Después de hablar sobre los ojos de los animales, las extrañas criaturas de Linneo o humanos con poder de ecolocalización, vuelvo a mi primer artículo Nuevas especies del 2014, con… ¡Nuevas especies del 2015!

Cada año se descubren miles de nuevos organismos, ya sea al explorar zonas poco conocidas, al analizar genéticamente una supuesta “única” especie o al abrir esas cajas que había en el museo y hasta entonces nadie había reparado. Repasamos, pues,  algunos de los descubrimientos más curiosos, importantes y mediáticos de este pasado año.

Hyalinobatrachium dianae, rana Gustavo

image_2719_3-Hyalinobatrachium-dianae

sci-news.com

Descubierta en Costa Rica, se trata de la nueva incorporación en el género de las ranas de cristal, fascinantes debido a su piel translúcida que permite ver sus órganos internos. Con un tamaño de unos 3 centímetros, vive en las selvas de los montes costarricenses y fue reconocida como una nueva especie gracias a su canto, único. Su nombre procede de la madre del descubridor (sí, se puede nombrar una especie como un relativo) y como la diosa de la caza Diana. Saltó (literalmente) al estrellato de las redes sociales cuando algunos observaron cierto parecido con la rana Gustavo (Kermit frog), personaje de la serie Barrio Sésamo. Esto incluso derivó en comentarios de la misma rana Gustavo sobre el descubrimiento (puedes leerlos aquí). Los descubridores esperan que esta inesperada popularidad se traduzca en un deseo de protección de estos animales. No se había descubierto una rana de cristal desde 1976.

Vulcanochloris, el alga simbiótica del volcán

vulcanochloris

Vančurová, L. et al.

Los líquenes son organismos basados en una “cooperación” (se sospecha que de hecho es una esclavización) entre una alga y un hongo. A pesar de su simple y poco variada morfología, los líquenes son ultra-complejos en términos de simbiontes, sustancias producidas o historia evolutiva. La mayoría de líquenes presentan el alga Chlorella o una bacteria, Nostoc, como fotobiontes,  los cuales fabrican compuestos orgánicos a través de fotosíntesis. El descubrimiento de una nueva especie de alga en líquenes es, por lo tanto, motivo de alegría. Vulcanochloris fue descubierta en la isla de la Palma (las Canarias poseen una amplia diversidad de líquenes), formando parte de líquenes del género Stereocaulon que crecía en la ladera de un volcán extinto. El artículo donde se describe el descubrimiento comenta algo muy importante; es posible que se hayan infravalorado las algas de los líquenes. Estudios recientes están descubriendo más simbiontes nuevos, complicando aun más la historia de los líquenes y generando, seguramente, aún más preguntas.

Homo naledi, nuevo en la familia y…primer enterrador?

Hnaledioriginal

Berger, L. et al.

Seguramente, el descubrimiento más mediático del año es H. naledi. Cercano cranealmente a los primeros miembros del género Homo (Homo erectus o H. habilis), poseía también otras características que lo acercan más a H. sapiens, como la forma de los pies.

Lo más interesante de esta especie, sin embargo, no es solo ser una nueva especie de humano (lo que ya da de por sí portadas en revistas y minutos en los medios), sino también todo lo que concierne al lugar de su descubrimiento.

15 esqueletos (el mayor yacimiento de este tipo en África, fueron encontrados en 2003 en la cueva Dinaledi, una cueva sudafricana a unos 25 metros de profundidad. Para llegar a esta, primero debe pasarse por un pasillo que a duras penas se puede pasar arrastrándose (llamado el gateo de superman). Esto lleva a una primera sala con esqueletos de mamíferos. Detrás de una cuesta de hasta 10 metros, se encuentra la única entrada a la zona de descubrimiento de los esqueletos. Llegar allí, pues, no es fácil.

Los investigadores formularon hasta 5 hipótesis, que analizaron:

1-Se trataba de una cueva ocupada-sin embargo no hay pruebas de una estancia prolongada.

2-Transportados por corrientes de agua-seguramente la barrera entre las dos salas ya existía, lo que hace improbable el transporte de tantos cuerpos.

3-Traídos por depredadores– no hay marcas de dientes o fracturas en los cuerpos ni restos de carnívoros en la cueva.

4-Resultado de una catástrofe- similar a lo que ocurrió en la Cima de los Huesos, los cuerpos quedaron enterrados después de que un grupo entrara y no pudiera salir, o repetidamente entraran individuos. La geología de la zona niega que pueda ser un evento único, ya que la deposición de los cuerpos ocurrió de manera continuada. La alternativa, sigue abierta.

5-Fueron depositados a propósito. Esta hipótesis encaja con el hecho de que los cuerpos estén casi intactos, en gran cantidad, depositados continuamente y en un sitio tan poco accesible.

El por qué de este hallazgo sigue siendo un misterio. Algunos antropólogos opinan que podría ser el primer indicio de una creencia metafísica en el género Homo, aunque el tiempo seguramente nos dará la respuesta.

Peckoltia greedoi y Plectorhinchus caeruleonothus, ¡ahora sí existen!

pgreedoioriginalarticle

Ambruster, J. W. et al.

Si la última película de Star Wars no había sido suficientemente omnipresente, la fama de la serie ha llegado incluso al mundo científico. Peckoltia greedoi es un pez Siluriforme presente en el río Gurupi (Brasil). Como ya habrán notado los fans de la saga, greedoi corresponde a Greedo, un alienígena cazarrecompensas que se enfrenta a Hans Solo en Star Wars-La última esperanza. Según los descubridores, su parecido es extraordinario…Juzguen ustedes mismos.

La segunda especie que ha pasado de la “ficción” a la realidad es Plectorhinchus caeruleonothus.  Los pescadores de Queensland (Australia) hablan de un pez al que denominan “Blue Bastard”, los cuales suelen protagonizar espectaculares peleas entre machos.  Este pez había sido hasta ahora considerado simplemente una coloración alternativa de otro pez, Diagramma picta. Los análisis morfológicos y genéticos, indican, sin embargo, que el Blue Bastard es algo totalmente diferente, y por lo tanto, una especie nueva para la ciencia. Por curiosidad, este nombre vulgar se ha conservado en el nombre científico (caeruleonothus es básicamente Blue Bastard). Aunque es un caso poco frecuente, no es la primera vez que los nombres culturales identifican una especie desconocida para la ciencia.

plectorhinchus caeruleonothus lifg.australianmuseum.net

http://lifg.australianmuseum.net.au/

Philcoxia rhizomatosa, planta carnívora, sisi.

philcoxia

Scatigna, A. V. et al.

Cuando pensamos en una planta carnívora, lo primero que nos viene a la mente son las fantásticas trampas de Dionaea, Nepenthes o incluso las locales Drossera (sí, también hay plantas carnívoras en la Península Ibérica). El género Philcoxia se había postulado hace tiempo como planta carnívora, pero la mayoría de especies no presentaban las características necesarias. De hecho, parece bastante inofensiva. Esta planta endémica de los arenales de Minas Gerais (Brasil), esconde, sin embargo, un truco bajo sus hojas (visibles en la imagen, arriba a la izquierda). Como otras plantas carnívoras es capaz de secretar enzimas, tales como fosfatasas. ¿Su presa? Los descubridores piensan que seguramente sean nematodos, unos pequeños animales gusaniformes capaces de hacer muda, los cuáles encontraron también encima de las hojas. Esta planta descubierta este año, ayuda a afianzar al género Philcoxia, como género con plantas carnívoras y nos deja una lección: No todo es lo que parece, pues, en el mundo vegetal.

 Bibliografía

Kubicki, B., Salazar, S., & Puschendorf, R. (2015). A new species of glassfrog, genus Hyalinobatrachium (Anura: Centrolenidae), from the Caribbean foothills of Costa Rica. Zootaxa3920(1), 69-84.

Vančurová, L., Peksa, O., Němcová, Y., & Škaloud, P. (2015). Vulcanochloris (Trebouxiales, Trebouxiophyceae), a new genus of lichen photobiont from La Palma, Canary Islands, Spain. Phytotaxa,219(2), 118-132.

Berger, L. R., Hawks, J., de Ruiter, D. J., Churchill, S. E., Schmid, P., Delezene, L. K., … & Skinner, M. M. (2015). Homo naledi, a new species of the genus Homo from the Dinaledi Chamber, South Africa.Elife4, e09560.

Dirks, P. H., Berger, L. R., Roberts, E. M., Kramers, J. D., Hawks, J., Randolph-Quinney, P. S., … & Schmid, P. (2015). Geological and taphonomic context for the new hominin species Homo naledi from the Dinaledi Chamber, South Africa. eLife4, e09561.

Johnson, J. W., & Wilmer, J. W. (2015). Plectorhinchus caeruleonothus, a new species of sweetlips (Perciformes: Haemulidae) from northern Australia and the resurrection of P. unicolor (Macleay, 1883), species previously confused with P. schotaf (Forsskål, 1775). Zootaxa3985(4), 491-522.

Armbruster, J. W., Werneke, D. C., & Tan, M. (2015). Three new species of saddled loricariid catfishes, and a review of Hemiancistrus, Peckoltia, and allied genera (Siluriformes). ZooKeys, (480), 97.

Scatigna, A. V., Souza, V. C., Pereira, C. G., Sartori, M. A., & Simoes, A. O. (2015). Philcoxia rhizomatosa (Gratioleae, Plantaginaceae): a new carnivorous species from Minas Gerais, Brazil.Phytotaxa226(3), 275-280.

The following two tabs change content below.

Alejandro Izquierdo

Suelo leer de todo y cuando los estudios lo permiten salgo a la montaña en busca de especies. Me han dado la oportunidad de dar una pincelada “naturalista” al blog. ¡Espero no defraudar!

Latest posts by Alejandro Izquierdo (see all)

Sobre Alejandro Izquierdo

Suelo leer de todo y cuando los estudios lo permiten salgo a la montaña en busca de especies. Me han dado la oportunidad de dar una pincelada “naturalista” al blog. ¡Espero no defraudar!
Añadir a favoritos el permalink.