Plásticos y Cáncer: ¿Una relación de amistad?

Una gran parte de los materiales destinados para la fabricación de recipientes de plástico para el envase de alimentos y productos que consumimos o usamos diariamente están supervisados por la OMS.  No comportan ninguna consecuencia negativa a nuestra salud y los podemos adquirir sin ningún tipo de problema en cualquier establecimiento. A pesar de ello, hay aún ciertos materiales que se usan y han sido protagonistas de distintas controversias y batallas de publicaciones entre las industrias y grupos de investigación científicos.

Uno de estos compuestos es el Bisfenol A (PBA). Se trata de un compuesto orgánico que se utiliza para producir muchos plásticos y  sus aditivos. Lo podemos encontrar en tubos de pasta dentífrica, recipientes con conservas, juguetes, recipientes de lácteos y, hasta el 2011, los biberones.

Estructura molecular del Bisfenol A

Estructura molecular del Bisfenol A

¿A qué es debido, pues, que se retiraran del mercado los biberones fabricados con BPA?

John Dalli, comisario europeo de Salud en el 2011, decidió tomar esta medida justificándolo así: «[..] existen incertidumbres que conciernen al efecto dañino de la exposición de bebés al BPA».

Estas «incertidumbres» corresponden a múltiples publicaciones de investigaciones científicas respecto a los efectos del BPA en el metabolismo humano.

Se sabe que el cuerpo humano elimina esta sustancia rápidamente de la sangre. Primero es enviada al hígado donde se modifica formando un compuesto denominado BPA- glucorónido (BPAG).

Metabolización del BPA en ratones y primates.

Metabolización del BPA en ratones y primates.

Este proceso se produce rápidamente y el BPA no permanece más de 6 horas en nuestro organismo.

Estructura molecular del Estradiol, BPA y BPAG respectivamente.

Estructura molecular del Estradiol, BPA y BPAG respectivamente.

A pesar de eso, en diversos estudios se ha relacionado el BPA, en dosis bajas, con cánceres como el de mama o de próstata y su actuación como disruptor endocrino. Es decir, se trata de una sustancia química exógena que interfiere en procesos fisiológicos del organismo con la misma o mayor afinidad que la molécula original. En este caso el BPA se parece estructuralmente a la hormona Estradiol (E2).

Su acción como disruptor endocrino

Es muy importante tener en cuenta que en las moléculas biológicas su función va determinada por su estructura tridimensional. Así que si esta se ve alterada, su función cambiará o simplemente no será funcional. Del mismo modo, si dos moléculas se parecen estructuralmente, podrían realizar la misma función o, como mínimo, simularla con mayor o menor eficacia. Este es el caso del BPA y el Estradiol.

Una de las consecuencias es la que publicaron Rivas en 2002 y Welshons en 2006: El BPA actúa a través de las mismas vías de respuesta celular que el estrógeno natural Estradiol.

¿Qué puede suceder entonces? El Estradiol es una hormona sexual que interviene en muchos procesos como por ejemplo: la reproducción masculina, la femenina, el desarrollo sexual o el metabolismo lipídico en el hígado entre otros. Esta hormona tiene sus propios receptores en las células donde actúa enviando señales; es decir, contacta con un receptor específico para ella y se produce una respuesta en consecuencia a la acción de la hormona.

Esquema sencillo de la acción de la hormona (bolita roja) en el receptor (verde) y la señal.

Esquema sencillo de la acción de la hormona (bolita roja) en el receptor (verde) y la señal.

Un ejemplo del efecto de la hormona es el siguiente: Hay dos receptores para el Estradiol el β y el α, y se ha descubierto que si se une a uno o al otro, las consecuencias son diferentes:

  • El receptor α hace que se produzcan conductos galactóforos o mamarios, por donde se transporta la leche materna.
  • El receptor β frena el crecimiento de dichos conductos, produciendo muerte celular programada o Apoptosis.

Es decir, ambos regulan el crecimiento de estos conductos. ¿Qué ocurre si el receptor α tiene más actividad que el  β? El tejido tiende a formar tumores mamarios.

Tejido mamario de rata. A la izquierda tejido normal con ambos receptores. A la derecha tejido sin receptor α.

Tejido mamario de rata. A la izquierda tejido normal con ambos receptores. A la derecha tejido sin receptor α

Este ejemplo nos guía hasta el siguiente rol que juega el BPA en nuestro organismo:

Su acción como inductor del Cáncer de Mama

Ya hemos visto una de las vías por las que puede inducir la generación de tumores en el tejido mamario. En diferentes publicaciones -en concreto: Maffini, 2006; Markey, 2001; Muñoz-de-Toro, 2005; Waelia, 2007-, se afirmó que la exposición a dosis a nivel ambiental, es decir no propias de nuestro organismo, durante la gestación o en el mismo nacimiento, puede provocar cambios en la estructura del tejido mamario. Como consecuencia, puede inducirse el desarrollo de tumores en una fase posterior.

Transformación de una célula normal a una tumoral.

Transformación de una célula normal a una tumoral.

Según una publicación de Jenkins en 2011, la exposición a BPA y sus consecuencias dependía de la concentración del producto. Concretamente, una dosis baja pero contínua de BPA , que es lo más habitual, aumenta la tasa de aparición de tumores y su número, así como también aumenta la tasa de metástasis. Esto es especialmente peligroso en las personas genéticamente comprometidas, ya que han tenido familiares con cánceres de mama, por lo que sus probabilidades de tener cáncer son más elevadas que las del resto de la población. Lo que determina si aparece o no, es la interacción entre múltiples genes y factores ambientales, siendo el BPA uno de ellos.  En cambio, una exposición crónica a niveles altos de BPA produce un incremento en paralelo de los tumores, aunque también de la muerte programada de éstos.

Para añadirle más complejidad al asunto, Lapensee en 2010 publicó que el BPA reduce la eficacia de los tratamientos de quimioterapia más comunes, como por ejemplo con vinblastina, e inhibe el bloqueo del crecimiento incontrolable de los tumores.

Su acción como inductor del Cáncer de Próstata

Se ha observado que el BPA en la orina sirve como marcador de pronóstico independiente de cáncer de próstata. Este hecho coincide con que la BPA, disminuye la concentración de PSA de los pacientes. ¿Qué es la PSA? Es una sustancia proteica que se sintetiza en las células de la próstata en condiciones normales y se encarga de deshacer los coágulos seminales. La PSA puede transportarse por la sangre de forma libre, o unida a ciertas proteínas. Para que el paciente dé positivo en cáncer de próstata, debe tener los niveles de PSA bajos, y eso es  precisamente lo que provoca el BPA. Se calcula el siguiente parámetro: (PSAlibre/PSAunida ) x 100. El resultado de este cálculo tiene que ser mayor que 25%. Si es menor, es un indicador de cáncer de próstata.

evitar

Aparte de estas patologías se han descrito algunas más como problemas cardiovasculares, obesidad y tendencias a padecer diabetes tipo II. La controversia que envuelve todo este meollo produce que los científicos no se terminen de aclarar, pues se trata de un conflicto de intereses: las industrias no van a dejar que se publiquen investigaciones con resultados tan negativos para su producción. Un concepto que hay que tener muy claro es que todos estos resultados han sido demostrados en primates y ratones, pero no en humanos -no se puede experimentar con humanos, al menos no legalmente, aún-. Y siempre ha sido con dosis bajas de BPA.

De momento está prohibido en biberones ya que el peligro era bastante evidente y en poblaciones de edades tan delicadas se deben de tomar siempre las medidas que sean necesarias para prevenir cualquier evento desafortunado en un futuro.popeye-bpa-cartoon

Para saber qué consumimos y las consecuencias que comportan se tiene que tener pensamiento crítico e informarse para después opinar y decidir qué es lo más adecuado. La publicidad nos puede llegar a vender lo inimaginable, sed cautos. 

 

Más información sobre el BPA: 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Laura Torrents

Escribiendo, estudiando, y pasándome por aquí siempre que puedo. Amante de la música y de la historia metida en el fascinante mundo de la bioquímica.

Sobre Laura Torrents

Escribiendo, estudiando, y pasándome por aquí siempre que puedo. Amante de la música y de la historia metida en el fascinante mundo de la bioquímica.
Añadir a favoritos el permalink.