Roma, capital de Francia

 

Roma, ¿capital de Francia? Vaya estupidez, debéis pensar. Pues sí, es una estupidez decirlo, igual que afirmar que el agua danza y tiene memoria, y además atreverse a justificarlo nombrando a la temida física cuántica o a Einstein (¡ay si levantara la cabeza!).

Los lectores asiduos a la Vanguardia ya sabréis por dónde voy, y es que el pasado lunes 7 de marzo apareció en la Contra algo que me pidió a gritos que le dedicara unas líneas. Para los que no podáis recuperarlo, se trata de una entrevista a Antonio Lozano, emprendedor y monje zen, quien ha diseñado una nueva botella de agua en forma oval. ¿Por qué? Para mantener viva el agua, moviéndose en vórtices.

 

img_jmanresa_20160301-151803_imagenes_lv_propias_jmanresa__49q4864-kMvE-A76FXTM3UYDEL6VU-992x558@LaVanguardia-Web

La Vanguardia, 7 de marzo de 2016. Foto de Kim Manresa

 

Sorprendente como mínimo, así que analicemos poco a poco lo que se lee en la entrevista:

 

El agua embotellada está viva?

Lo está cuando se puede mover en vórtice.

¿…?

Se trata del patrón de movimiento circular que usa el universo para mantenerse vivo. De hecho, un átomo, desde lord Kelvin hasta la física cuántica, es definido como un vórtice con un 1% de masa

 

Un comienzo impactante, ¿no? Rápidamente basa su argumento en algo que la mayoría no conocemos, la física cuántica, y así evita dar más explicaciones. Desde Lord Kelvin (1840s) hasta la actualidad, científicamente hablando, han pasado miles de años y es que, el átomo ha ido definiéndose y redefiniéndose hasta llegar a la química cuántica. Sólo hace falta ver los distintos modelos atómicos desde Kelvin hasta nuestros días para darnos cuenta rápidamente del poco rigor con que empieza la entrevista:

Sin título-1

Modelos atómicos des de Lord Kelvin a la actualidad (de izquierda a derecha): modelo de Thomson, Rutherford, Bohr y Schrödinger.

Aunque parezca paradójico, actualmente es cuando sabemos con menos certeza dónde se encuentra cada electrón en un átomo, puesto que sólo podemos hablar de probabilidades. Y aun así, es cuando aplicamos la química cuántica que conocemos con más exactitud la realidad del mundo atómico.

 

La Vía Láctea o el agujero negro que hay en su centro; todo lo vivo necesita el vórtice para mantenerse vivo. El agua está viva si donde está almacenada puede moverse en vórtice.

 

Darle vida a la Via Láctea, los agujeros negros o a la misma agua tiene su mérito. ¡Como mínimo defenderlo en un periódico sin reírse! Según este empresario tan interesado en la física y la química, todo movimiento en vórtice implica la vida, y para mantener el agua viva hace falta un recipiente adecuado.

 

Implica el segundo patrón, el de orden, que en el caso del agua es una estructura molecular hexagonal

=519b6d159532320551ed4c5af77ab2ec

 

 

El segundo patrón para reconocer la vida es el orden y, según su opinión, el agua tiene una estructura molecular hexagonal. ¿Molecular hexagonal? Si hablamos de su geometría molecular, es angular; y las distintas moléculas se organizan en el espacio en forma de tetraedros variantes, formados por puentes de hidrógeno. “Solo sé que no sé nada” no debería ser sólo una cita célebre, ¡es tan importante saber lo que uno sabe como lo que no!

 

En 1827, Robert Brown descubrió que las moléculas de agua se están moviendo constantemente y de forma espontánea a unos 1.600 km por hora. Albert Einstein lo confirmó en 1905.

 

Con esta frase se refiere al movimiento Browniano, que más tarde ayudó a modelizar Albert Einstein. ¿El agua se mueve en vórtices accionados por el movimiento Browniano, pues? Más bien al contrario. Este tipo de movimiento es totalmente anárquico, puesto que se debe a los millones de choques que puede experimentar una molécula de agua por segundo. Solo hace falta ver una simulación de este movimiento para darse cuenta que, de vórtices, nada.

Ilustración del movimiento Browniano

 

Lo siguiente, es de esperar: ¡él nos trae la solución!

 

En cualquier bebida envasada en una botella cuadrada o de paredes ovales y fondo plano, las moléculas de agua sólo pueden moverse linealmente. El puzle lo completé observando cómo la naturaleza guardaba la vida.

¿Cómo?

En la forma ovoide, lo vemos en la mayoría de las frutas, las semillas y los óvulos. Aunque no podamos verla, la energía se mueve en vórtices, como el agua o los huracanes.

¿Así nació su botella en forma de huevo?

Sí, pero hay más: la naturaleza elige la forma ovoide y elige también una proporción para desarrollarse, la proporción phi.

 

Sí, así de sencillo: envasar el agua en sus botellas ovales para mantenerla viva, puesto que la energía se mueve en vórtices. Saca su idea de la naturaleza por lo que, ¿qué podría salir mal? Pues que todo el argumento se basa en mentiras, falacias y afirmaciones de alguien que afirma conocer lo que ignora.

Pero entonces, ¿por qué la naturaleza tiende hacia las formas ovales o esféricas? La explicación es mucho más terrenal que la de nuestro empresario ilustrado: los líquidos tienden a formar gotas para disminuir su energía. Aunque muchísimos pseudocientíficos hablen de la energía y lo importante que es conservarla, aumentarla y mantenerla, su amada naturaleza funciona absolutamente al revés, puesto que todo tiende siempre a la mínima energía. Las mayonesas se cortan, las pompas de jabón explotan y las gotas son esféricas por la exacta misma razón.

En estos casos, el problema se encuentra en la interfase, es decir, en la superficie que separa el agua del aire. Ésta capa de moléculas tienen más energía que las que se encuentran en el centro de la gota, así que el líquido tiende a replegarse, disminuyendo al máximo el área para contener el mismo volumen. La esfera es la mejor manera para conseguirlo, por lo que aparece recurrentemente en todo lo que nos rodea. Ocurre esto en las gotas de agua, pero también en muchos sistemas vivos que requieren más capacidad de almacenaje que de interacción con el exterior, como podría ser el caso de un cactus.

 

esferas nat

 

Movimiento de la energía, personificación de lo inanimado y constantes recursos a la naturaleza. Me atrevería a decir que son los tres puntos principales del argumentario base para cualquier amante de las pseudociencias, y en este caso aparecen todos y cada uno de ellos.

El argumento a la hora de publicar este tipo de entrevistas seguro que es la necesidad de plasmar en su Contra todo tipo de opiniones, pero yo me pregunto una cosa: ¿de verdad todo está abierto a opinar sobre ello? ¿Roma se convertirá en capital de Francia porque yo crea que encajan mejor, o el agua empezará a moverse en vértices porque eso me beneficie a mi a la hora de crear un negocio?

 

PD: Diversas cartas al Director fueron mandadas a la Vanguardia los días posteriores a la publicación de la entrevista. Aún así, supongo que no se debían incluir dentro de lo que ellos consideran como “diversidad de opiniones”.

The following two tabs change content below.

Pol Hernández

Estudiante de química de la UB que aún se pregunta, ¿qué tenemos de malo los químicos?

Latest posts by Pol Hernández (see all)

Sobre Pol Hernández

Estudiante de química de la UB que aún se pregunta, ¿qué tenemos de malo los químicos?
Añadir a favoritos el permalink.